Rezamos a nuestra Madre en su mes favorito.

En el mes de mayo, los alumnos de primaria bajamos cada día por grupos (ciclos) a rezarle a la Virgen en el mes de las flores. Cada grupo prepara la oración de la mañana para ofrecérsela a la Virgen y empezar así protegidos por Ella.